Villabuena de Álava: Apuntes históricos

La antigua aldea de Villaescuerna, nombre originario con el que se dotó a Villabuena de Álava, fue una más de las que Laguardia obtuvo como parte de su territorio cuando el rey de Navarra Sancho VI el Sabio la fundó en 1164, para la guarda y defensa de Navarra, acosada por moros y castellanos. Su construcción comenzó con un castillo al norte del cerro que domina toda la comarca de Rioja Alavesa, como la conocemos actualmente.

Durante toda la Edad Media, como consecuencia de las disputas y enfrentamientos entre Navarros y Castellanos, Laguardia cambió de dueño en numerosas ocasiones. No fue hasta 1461, cuando el monarca Enrique IV de Castilla, arrebató definitivamente la villa de Laguardia y todo su legado, incluido Villaescuerna, a Navarra. Ya en 1486, la villa y sus aldeas formaron parte de la Hermandad de Álava, por orden de los Reyes Católicos. Más tarde, concretamente, el 4 de junio de 1661, otro soberano, Felipe IV le concedió el privilegio de villa, lo que le permitió independizarse de Laguardia. Y fue en 1688 cuando el municipio cambió su nombre por el de Villabuena de Álava.

Al no existir nombre tradicional en euskera para designar a la localidad, se propuso emplear el de Uriona, ya que se trata de una traducción literal. Pero en 1996, se adoptó Eskuernaga, como la denominación oficial bilingüe. Un homenaje al nombre original con el que surgió el municipio, Villaescuerna, en su forma vasca.

Este sitio web utiliza cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas.

OK